Aparecer en Google

Esta es, sin duda, la razón más natural por la cual crear un sitio web. Si queres darte a conocer en este mundo virtual, ¡tienes que aparecer en los resultados de Google!
Si tenes un portal propio, bien optimizado y conectado a otros perfiles de redes sociales, como Facebook o Instagram, es seguro que tendras una buena posición en el buscador.

Es el fundamento de tu Marketing digital

Podemos decir que tener un sitio web es el ancla o el pilar de tu estrategia de Marketing digital. Desde allí diseñas y publicas todo lo que consideras conveniente para tu marca, es decir, tienes el control de los contenidos que ofreces. Tú pones las reglas e implementas los cambios.
En tu sitio web, eres dueño tanto de tu contenido (a diferencia de las redes sociales en donde otros son dueños de lo que publicas) como de la base de datos de usuarios de tu fan page.

Aumenta la credibilidad de tu negocio

Si ofreces a tus clientes una página web adecuada, aumentarás la credibilidad en tu negocio. Desarrolla todas las páginas dentro de tu sitio web, explica tu historia, misión, visión, valores, etc. En la medida de tus posibilidades, abre una tienda online.
Coloca tu ubicación y formas de contacto. Y también puedes crear un blog en donde compartas información de utilidad para tus clientes.
De esta forma, afianzas tu imagen corporativa y envías el mensaje de que estás presente para atender a tus clientes potenciales por esta vía y también ayudar y prestar servicios a tus clientes de siempre.

Incrementa tus ventas

Existe un público objetivo en el mundo online al que solo puedes llegarle por medio de tu página web, o también, de redes sociales. Pero en el caso de la página web, puedes establecer tu propia tienda virtual, que te garantizo será muy útil.
Tu sitio web aumentará tus ventas ya que estarás atendiendo a todos aquellos interesados en tus productos que no tienen tiempo para acercarse a tu local físico.

Te permite competir con otras empresas

Investiga a tus competidores, seguramente cuentan con sus propios sitios webs. Al crear una web para tu negocio, podrás ofrecer tus productos o servicios y los clientes decidirán si tu oferta es más útil que la de otras empresas, de acuerdo a sus necesidades.
En resumen, contar con un sitio web no es un derecho exclusivo de grandes empresas. Los pequeños negocios pueden disfrutar de muchas ventajas y acercarse a un público que busca exactamente lo que ofrecen las pymes.