Hace mucho tiempo me vienen preguntando como es posible que comenten sobre un destino para viajar, un servicio equis o una empresa, esto en una situación cotidiana de la vida, por ejemplo en la cena y luego “misteriosamente” o por “casualidad” reciben anuncios sobre esto.

Facebook ha negado en repetidas ocasiones recurrir a micrófonos de teléfonos para publicidad dirigida, pero lo curioso es que ha solicitado una controvertida patente de software que permitirá que los teléfonos inteligentes comiencen a grabar cuando escuchen mensajes secretos ocultos en anuncios de televisión.

Según lo informado por Mashable, Facebook podría incrustar señales de audio agudas en contenido de transmisión que aunque es inaudible para los humanos, podría ser descifrado por los teléfonos inteligentes, lo que provocaría que graben el “audio ambiental” y lo enviaran de vuelta a Facebook. Así que estás mirando televisión, aparece un anuncio y luego Facebook registra tu respuesta a ese anuncio, suponiendo que respondas y no te quedes sentado allí con la expresión que provocan la mayoría de los anuncios de televisión.

Como era de esperar, la gente está preocupada por la patente, que esencialmente detalla tecnología invasiva. Sin embargo, Facebook dice que no tiene intención de implementar la tecnología descrita en la patente. En un comunicado, el vicepresidente general y vicepresidente general de Facebook, Allen Lo, dijo que la patente se había presentado “para evitar agresiones de otras compañías” y señaló que “las patentes tienden a centrarse en tecnología de futuro que a menudo es de naturaleza especulativa y podría ser comercializado por otras compañías”.

Lo continuó diciendo que la tecnología en esta patente no se ha incluido en ninguno de los productos de Facebook, “y nunca lo será”. Facebook simplemente está tratando de protegernos de otras compañías. Por supuesto, cuando se sabe que el propio dueño Zuckerberg tapa las cámaras web y los micrófonos de su equipo, no es difícil ver por qué algunas personas pueden tener problemas para creerlo.