A estas alturas, probablemente ya hayas recibido –y eliminado instantáneamente– decenas de correos electrónicos cuyo asunto era “Cambios en nuestras políticas de privacidad” o similar. Como ya sabrás, esto se debe a una nueva ley de protección de datos que hoy pasa a ser de obligado cumplimiento para todas las empresas que operan en la Unión Europea, llamada GDPR o Reglamento General de Protección de Datos.

En líneas generales, este cambio afectará positivamente a los usuarios, ya que estos tendrán un mayor control y derechos sobre sus datos personales, a través de una normativa más estricta de cara a las compañías. Pero, ¿qué es realmente GDPR y cómo afectará a los usuarios?

GDPR, o General Data Protection Regulation, es una nueva Ley de Protección de Datos que sustituye a la ley vigente aunque adopta algunos puntos que ya existían anteriormente, y su objetivo es mejorar los derechos que los usuarios tienen sobre sus datos personales, regulando la forma en la que las empresas hacen uso de ellos. Dado que se trata de una ley aprobada por la Unión Europea, todas las empresas –desde multinacionales hasta pequeñas y medianas empresas– que operen en los países que forman la UE, están obligadas a adaptar sus políticas de uso de datos a la nueva ley, que por primera vez incluye reglas unificadas para todas las regiones de la UE.

En líneas generales, la meta de este reglamento es proteger a los usuarios y sus datos, concienciando a estos de cómo las empresas utilizan su información personal, en un lenguaje más claro y sencillo de entender, y siendo capaces en todo momento de poder eliminar los datos que las compañías almacenan, o evitar que puedan seguir recopilando la información.

Si bien la normativa había entrado en vigor 2016, fue el 25 de mayo de 2018, cuando las empresas comenzaron a estar obligadas a cumplir la nueva ley. Y en caso de vulnerar una de las reglas que forman el GDPR, las multas pueden suponer hasta el 4% de los ingresos anuales a nivel global, o bien 20 millones de euros, mientras que las multas menos cuantiosas supondrían menos del 2% de la facturación.

Algunos de los grandes cambios de cara a los usuarios que supone la entrada en vigor del GDPR ya los hemos ido viendo con el paso de los meses. Por ejemplo, dado que una de las obligaciones de cara a las empresas es permitir a los usuarios obtener o eliminar todos los datos que se almacenan sobre ellos, ya es posible descargar un informe que recoge todos los datos en plataformas como WhatsApp, o bien eliminar cualquier registro que Google guarda sobre nosotros.

Por otro lado, se acabarán las políticas de privacidad ilegibles y confusas: las empresas están obligadas a hacer que sus políticas estén descritas en un lenguaje claro. Google, por ejemplo, ya ha renovado por completo su página de políticas, con vídeos descriptivos y explicaciones más sencillas de comprender sobre cómo se utilizan los datos de los usuarios, y por qué sus distintas plataformas necesitan recopilar información personal.

Otro cambio importante es la solicitud de consentimiento explícito de los usuarios para poder recopilar y almacenar datos e información personal. Por eso, es muy probable que a partir de ahora veas nuevos avisos en páginas web o aplicaciones, que te solicitan aceptar los términos de uso antes de poder seguir utilizándolas.

En plataformas como WhatsApp, además, aparecen nuevas condiciones de uso como el aumento de la edad mínima necesaria para poder usar el servicio. Si hasta hace no demasiado eran 13 años los necesarios para poder utilizar la aplicación, a partir de ahora solo aquellos mayores de 16 podrán tener una cuenta propia en la aplicación de mensajería más usada en el mundo.

Así se indica en los términos de uso de la plataforma:
Si resides en un país de la Región europea, debes tener al menos 16 años de edad para usar nuestros Servicios o la mayoría de edad que se requiera en tu país para registrarte en nuestros Servicios o utilizarlos. Si resides en un país que no pertenezca a la Región europea, debes tener al menos 13 años de edad para usar nuestros Servicios o la mayoría de edad que se requiera en tu país para registrarte en nuestros Servicios o utilizarlos.

Fuente: andro4all